Medellin_colchonfinito

Lo que Medellín nos contó al caminarla

Llegamos a Medellín un domingo por la tarde y pronto notamos que el día de descanso semanal era muy respetado allí. Las calles estaban vacías, los comercios cerrados y apenas pasaban coches. Nos vino bien recibir una tregua de estímulos que nos ayudase a aterrizar, pero los días que siguieron no fueron tan clementes con nosotros. Medellín nos enseñó algo de sí misma cada día.

El humo que corrompe la ciudad

Nuestro mecanismo favorito para conocer una ciudad es andarla. Caminar para empaparnos de sus calles principales, pero también de las secundarias y el extrarradio. Medellín no iba a ser menos. Nos alojamos en la zona de Floresta y para llegar al centro había que caminar una hora como mínimo.

El primer día que lo recorrimos, Medellín no sintió ninguna compasión por nosotros. No le importó de dónde veníamos ni lo que esperásemos de ella. Fue directa, sincera y quiso mostrarnos su lado más profundo y deslucido de inmediato.

Sus calles ocultas olían a humo, a neumáticos y arreglos. Jamás vimos tanto taller junto. Ocupaban calles, avenidas y hasta el último recoveco; la vista no alcanzaba para contarlos todos. Y es que la ciudad estaba llena de todo tipo de vehículo a motor que se te pueda ocurrir. El humo corría una maratón continua para adentrarse en tus pulmones. De hecho, no nos extrañó leer en el periódico local que el tráfico era el causante del 80% de la contaminación y que hubiesen empezado a prohibir la circulación de los camiones “chimenea” desde hacía unos meses.

Atasco en Medellín

Un retrato de la mendicidad activa

Caminando la capital antioqueña parecía que esta no tenía reglas para el tráfico, ni tampoco para la venta ambulante. Vender era tan sencillo como tener un producto, un carrito y una potente voz para promocionarlo. La gente se lanzaba a la calle para vender fruta, jugos y comida rápida. Esas personas contribuían a marcar la personalidad de la ciudad: la llenaban de olores con su comida y de música con sus voces anunciando promociones.

Sin embargo, había trabajadores ambulantes que veíamos desde que amanecía hasta que el sol caía, cargados con carritos para vender chatarra, bebidas energéticas, dulces y minutos para hablar por el celular. A muchos de ellos les chorreaba la frente y sus caras mostraban el agotamiento sufrido para ganar lo suficiente para pasar un día más.

En Medellín no había mendigos que se sentaban esperando la caridad de la gente, pero había personas que trabajaban a deshora para llegar a vender algo que, después del regateo, se quedaba en un precio miserable. Al pensar en ellos en mi cabeza apareció el concepto de “mendicidad activa”. Esas personas eran trabajadores activos, recorrían la ciudad entera trasladando objetos o intentando venderlos. Como decimos en España, eran unos auténticos “buscavidas”, pero de una u otra forma, mendigaban el poco dinero que valían sus posesiones para seguir adelante.

Puestos ambulantes en los aledaños de Carabobo

La huella de la violencia armada y el valor de la paz

Medellín también nos mostró sus calles llenas de frases inspiradoras, que reclaman el fin de la violencia y la paz definitiva, y es que solo conociendo la historia de la ciudad se puede entender el por qué de esta reivindicación continua.

A mediados de los 70 se convirtió en un caldo de cultivo para el crimen armado. El narcotráfico, con el famoso cartel de Medellín y Pablo Escobar a la cabeza, grupos guerrilleros, bandas armadas y paramilitares, dieron a la ciudad la etiqueta de “la más violenta del mundo”. Entre 1980 y 2014 unas 132.529 personas fueron víctimas de conflictos armados. Por orden, destacaban los desplazamientos forzados de la población, asesinatos, desapariciones y masacres. *Datos sustraídos del informe Medellín: memorias de una guerra urbana.

A finales de los 80 y principios de los 90, muchos grupos sociales y ONG´s comenzaron una lucha para defender los derechos humanos y sociales y exigir, además, acciones por parte del Gobierno para erradicar la violencia urbana. Caminar por sus calles es darse cuenta de que Medellín no ha olvidado el daño que la violencia ocasionó a la ciudad y sus habitantes. Ahora cualquier pared, maceta o banco es el lugar perfecto para recordar lo sufrido y enfatizar el valor de la paz.

Mensajes de paz en la Comuna 13

La reinvención que inspiró a toda una ciudad

Antes de llegar ya habíamos oído hablar de la Comuna 13 y estábamos seguros de que la teníamos que visitar. Esta comuna, situada en una de las laderas de Medellín, fue un gran foco de violencia y sufrimiento.

En 2002 el gobierno decidió llevar a cabo una serie de operaciones para poner fin a las guerrillas afincadas en la comuna. Las operaciones Mariscal y Orión (esta última fue la acción militar más grande de la historia del país) dejaron alrededor de 80 fallecidos, muchos de ellos civiles, más de 100 desaparecidos y casi 500 detenciones ilegales. La comuna sufrió una gran devastación y aun hoy siguen luchando y manifestándose para esclarecer las desapariciones de amigos y familiares.

Escrito que encontramos en el cementerio de la Comuna 13

El barrio, al situarse en una ladera de la ciudad tenía un difícil acceso, pero años después, en 2011, se inauguraron unas escaleras mecánicas que facilitaban la movilidad a la población. Así como el Telecable, una especie de teleférico que conecta las distintas comunas con el centro de la ciudad. Gracias a esto sus habitantes experimentaron un gran desarrollo cultural y social.

La apertura de Casa Kolacho, una organización que enseña a bailar hip hop y a manejar los sprays para ser un auténtico grafitero, fue un ejemplo de ello. A día de hoy la comuna está llena de grafitis que cuentan toda su historia. Tanto es el orgullo de la transformación que todos los días se realiza el Graffitour, un tour en el que los propios habitantes de la zona te muestran todas las creaciones y la esencia de la 13. Sus calles son pura inspiración y un gran ejemplo de reinvención de uno de los barrios más violentos de la ciudad.

Uno de los graffitis que se puede ver en la Comuna 13

Lo que ofrece la ciudad de la eterna primavera

Se dice que Medellín es la ciudad de la eterna primavera. Su clima templado y perfecto hizo que nos lo creyéramos desde el primer momento que pisamos la ciudad.

Ya desde el avión vimos grandes hectáreas de un cultivo que no llegábamos a apreciar. Nuestro compañero de vuelo nos confirmó que todo eran cultivos de flores; Medellín se estaba preparando para abastecer a todo Estados Unidos el día de San Valentín. Resulta poético que una región que dejó de lado la violencia hoy día sea la encargada de repartir a países vecinos un símbolo tan representativo de la paz y el amor como son las flores.

Con relación a flores y tradiciones, habíamos oído hablar de los silleteros de Santa Elena. La tradición tiene una larga historia que nació en la época colonial; en las zonas de cordillera donde no se podía acceder con animales de carga, eran los propios habitantes de la zona los que transportaban a sus espaldas, en una especie de silla, tanto personas como mercancías. Esta dura práctica, ya abolida, se transformó y hoy en día los habitantes de la zona adornan sus sillas con flores de todo tipo y salen cada agosto a lucirlas en un gran desfile de color.

Estaba segura de que quería visitar la ciudad y conocer a alguien que nos hablase del ritual floral. Pero para mi sorpresa, el mismo compañero de vuelo que nos había hablado de los cultivos de flores, nos confesó que había sido el primer niño silletero que tuvo Santa Elena, con tan solo cinco años salió a desfilar. Nos enseñó sus fotos con el traje tradicional, acompañado de su familia en el desfile. Fue una suerte y una gran alegría encontrarle de una forma tan espontánea.

Escultura de silleteros en Santa Elena

La amabilidad derrochada a cada paso

Medellín también nos habló de amabilidad. Nos enseñó que sus camareros no tenían prisas por servir un café y tampoco por cobrarlo, pero sí para dedicarnos una sonrisa pausada. Sus habitantes eran puro dulzor.

A través de Couchsurfing conocimos a Frank y su familia, con ellos compartimos una cena con cervezas y charlas viajeras y al día siguiente nos ofrecieron el mejor desayuno paisa que jamás tomamos: arepas caseras recién preparadas con huevo revuelto y chocolate con queso, sí, queso metido en el chocolate a la taza. Un concepto que jamás habríamos probado y que nos encantó.

Medellin couch_colchonfinito

Con la familia de Frank al despedirnos, posando con la bandolera y sombreros típicos de Colombia

Nos fuimos de Medellín tras una semana de contacto y supimos que era una ciudad viva, que de verdad luchaba por salir de la fama que la violencia le había otorgado. Estaba llena de intenciones por hacer las cosas bien, por lograr la igualdad de la población, la sostenibilidad de sus calles y conseguir una paz definitiva. Llegamos a la conclusión de que la intención de Medellín no era lo que contaba, es lo que te enamora.

¿Quieres dejarnos un comentario?



Jose Luis

4 years ago

Gracias por enseñarnos la verdadera dimensión de este mundo, por eliminar tópicos y demostrar que en el mundo hay mucha gente buena.

colchonfinito

4 years ago

Nos encanta que nuestras palabras te lleguen así! Un abrazo!

Emilio

4 years ago

Me encanta la narrativa que utilizado para describir vuestras vivencias qué se nota que lo hacéis con gusto y ganas de descubrir lo desconocido,me encanta y esos paisajes preciosos!!! Besos

colchonfinito

4 years ago

Gracias Emilio!

Alberto H

4 years ago

Fantástico artículo!!! Me encanta la foto con la familia. Sólo eché en falta algún vídeo

colchonfinito

4 years ago

Nos alegra mucho que te guste! En el próximo post habrá vídeo

Jon

4 years ago

Que gozada poder veros y seguiros, tiene que ser una maravilla poder vivir todo eso.
Envidia es poco.ser felices y siempre con cuidado.

colchonfinito

4 years ago

Muchas gracias por leernos!

Mariví

4 years ago

No puedo sentir más orgullo y amor. Gracias por este magnífico artículo, que como bien dice José Luis, nos sirve para derribar tópicos y ver que las cosas no son como nos cuentan. Que sigáis viviendo maravillosas experiencias y conociendo gente tan encantadora como la que estáis conociendo.OS quiero!!!!!

colchonfinito

4 years ago

Muchas gracias!Esa es la idea, conocer un poco más y dejar los tópicos atrás. Gracias por leernos. Un beso!

Luisa

4 years ago

Claro que quiero dejaros un comentario, para deciros que me ha entusiasmado este post, las cosas que contáis en él y cómo las contáis. ¡Bravo por los dos! He disfrutado mucho de la excelente crónica y estoy impaciente por leer más. Gracias a este blog, a vuestros lectores también nos están resultando apasionantes vuestros viajes.

colchonfinito

4 years ago

Muchas gracias, Luisa. Nos encanta que te haya gustado y vivas con nosotros el viaje. Un abrazo muy fuerte de los dos.

Ali

4 years ago

WOW, esto si que es ‘vivir’. Como ya os he comentado alguna vez, personas como vosotros, hacen el mundo mejor. Marerto o Robina for presidents! Es un gusto que nos saquéis un poco de nuestras monótonas y, en ocasiones, cerradas realidades para mostrarnos que en la vida hay mucho más y que no todo es lo que, a veces, creemos. Un placer compartir esto aunque sea por aquí, de alguna manera, nos transportais y enriqueceis y eso es impagable y muy necesario. Espero que también os sirva para sentiros acompañados en la que, sin duda, será una de las mejores experiencias de vuestra vida. Gracias y seguid así, valientes.

colchonfinito

4 years ago

Muchas gracias por tus palabras! Nos sentimos muy, muy acompañados. Muchas gracias por leernos. Un abrazo!

MARÍA

4 years ago

Gracias por contarnos de una forma tan pura y tan autentica la realidad que estáis viviendo. Dais mucha envidia…. pero hay que tener suficiente coraje para embarcarse en una experiencia así.
Quedo a la espera de mas noticias. Cuidaros.

colchonfinito

4 years ago

Gracias a ti por leernos, María. Seguiremos contando más historias, pero lo bonito es lanzarse uno mismo a viajar, una vez fuera te das cuenta de que no hay por qué tener miedos 🙂

José María Jaramillo Guijarro

4 years ago

Me alegra mucho saber de vosotros y poder compartir vuestras vivencias, menuda aventura…en primera persona. Ya sois un poco veteranos, pues hoy, hasta habéis tenido elecciones… haciendo historia, cualquier día os encontráis a Juan Valdez repartiendo café con la mula. Muchos besos y mucha envidia que me dais. También cuidaos mucho.

José María

4 years ago

Me alegra mucho saber de vosotros y poder compartir vuestras vivencias, menuda aventura…en primera persona. Ya sois un poco veteranos, pues hoy, hasta habéis tenido elecciones… haciendo historia, cualquier día os encontráis a Juan Valdez repartiendo café con la mula. Muchos besos y mucha envidia que me dais. También cuidaos mucho.

colchonfinito

4 years ago

Es cierto, hoy acompañamos a unos amigos a votar y estamos siguiendo todo el proceso, que está teniendo mucha controversia por falta de tarjetas en la consulta y supuesto fraude. Están siendo intensas!
Muchas gracias por leernos! Un abrazo!

Fatima Mcnulty

9 months ago

Hi

Let’s face it…

Sending out emails is fun – as long as you keep getting responses… (But before I get into the details of how you can get more replies, let me tell you a little secret)

You might have heard about Abraham Lincoln’s sharpening an axe before chopping a tree quote? If not, here it is…

He said, “Give me six hours to chop down a tree and I will spend the first four sharpening the axe.”

Now, how does it apply to you and the way you reach out to people?

Well, no matter how good you think your email is – no one will open it if its subject line is not enticing enough…

It won’t matter if your email brings a lot of value – if the recipient doesn’t open it in the first place…

This is where the whole ‘sharpening the axe’ theory steps in…

So, if you’re sending out multiple emails in a day and not getting any responses, there’s a chance that your emails are not being opened…

Coming back to how you can get more replies…

Over these years, I’ve tried and tested multiple subject lines and identified what makes people tick…

To help you out and send the elevator back, I’ve put all of them together in a done for you, fill in the blank free resource so that you can use them whenever you want…

Follow this link to get access to this free resource and sharpen the axe to get responses like never before!

https://usualprospect.com/emails

Israel Connelly

8 months ago

Would you like to check out how you can build your own online business without needing to have anything to sell? Take a peek at: http://bit.ly/make–money-with-affiliate-marketing

Tracie Ober

3 months ago

Need more buyers for your website? Read this: http://bit.ly/buyers-to-your-site-now